Mejora tu intimidad con estos tips

4 trucos para ser más confiada en el sexo

Podrás pensar que el sexo de flojera es un síntoma de una vida sexual mala, pero cuando vives en una ciudad enorme donde reina el caos, es fácil vivir con flojera y fatiga, así que no sólo se vuelve una necesidad, sino que es importante verle la forma de disfrutarse.

Ver más: Citas para domingos de flojera

Y la verdad es que el sexo de flojera no necesariamente tiene que ser con mala actitud, en realidad puede ser relajante y muy placentero. Obviamente no es salvaje, rudo y rápido, es más bien instintivo y satisfactorio.

Tomen turnos

Con el sexo de flojera, el ritmo debe ser lento… y no importa cómo te veas o qué posición usarás, el chiste es relajarse y no pensar de más. Concentra tu energía en quién va a dar y quien va a recibir al principio, y luego cambien de turno. Cuando estés lista para disfrutar, disfruta, y cuando te toque dar, da. Así ambos reciben y disfrutan por igual.

Mantén todo al alcance

Si ya sabes qué se viene, pon en tu cajón lo que vayas a necesitar, ya sea condones, juguetes o lubricante. Con tus accesorios cerca y accesibles, no tendrás que gastar energía y tiempo para salir a buscarlos.

Publicidad

Déjalo desvestirte

Quitarse la ropa como animales puede ser excitante, pero desvestirse el uno al uno de manera lenta también puede prender la llama de la pasión. En este caso, te recomiendo dejarte desvestir lentamente. Mientras el suspenso crece, tu excitación será mucho más tangible, y entre más ropa tengas, más expectativa crearán.

Planea el juego previo

Quiero suponer que ya te conoces, ya conoces tu cuerpo y ya sabes lo que te gusta. Bueno, pues es hora de aprovecharlo. Con el sexo de flojera no se experimenta, se usa lo mejor de cada repertorio. ¿Qué es lo que te excita? ¿Que te hablen sucio? ¿Que estimulen tu clítoris y te besen el cuello? Pídele con lujo de detalle qué tiene que hacer ¡y disfruta!

Aprende a dar un buen blowjob

Si quieres dar sexo oral y también tienes flojera, pero sí quieres darle su orgasmo, haz que tu galán se acueste en la cama y ataca su perineo, esa zona entre el ano y el glande. Mientras chupas y lames ahí, estimula el glande con todo lo que tengas… a un buen ritmo y enfocándote en la cabeza. Así de fácil terminará y tú no tendrás que hacer gran esfuerzo.

 Ve porno

 Al agregar un poco de porno a la mezcla, disfrutarás de las ventajas de tener sexo caliente y pesado en frente, sin estar obligada a hacerlo. Para mayor eficacia, el uso de juguetes sexuales es recomendable.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Publicidad

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *