Encuentra tu punto G

El punto G es uno de los temas más polémicos en el mundo de las mujeres y es que muchas aseguran haberlo encontrado y otras piensan que es sólo un mito. Al respecto, hay estudios que indican que no existe pero entonces ¿qué es lo que experimentan las chicas?

Ver más: Tips que te harán saber que el orgasmo vaginal no es un mito

Es una lucha constante entre la ciencia y la evidencia de las mujeres pero si tú crees que en realidad sí existe sólo que no lo has encontrado ¡mira nuestra guía!

¿Qué es el Punto G?

Si eres una creyente, el punto G es como la versión sexual de un viaje en alfombra mágica. Puede abrirte la puerta a un mundo lleno de placer. ¿Pero quieres algo más técnico? El punto G es una pequeña masa de tejido nervioso eréctil, ductos y glándulas y vasos sanguíneos que, para muchas chicas, ha demostrado ser una zona erógena. Se encuentra exactamente entre el hueso púbico y la parte frontal del cuello uterino a 5 centímetros de la abertura de la pared vaginal (cerca de tu estómago y no de la espalda)

¿Cómo lo encuentro?

Primero haz un poco de tarea para excitarte; prende unas velas, pon música romántica, lee un cuento erótico o haz lo que más te ponga de humor. Si estás excitada, la sangre correrá a tu región pélvica y el punto G se elevará un poco y se sentirá más rugoso que todo lo demás. Cuando estés lista, mete de 2 a 3 dedos bien lubricados dentro de tu vagina unos 5 centímetros. Busca esa textura rugosa que puede ser tan pequeña como la uña de tu meñique o grande como la mitad de un billete.

Publicidad

Lo encontré… ¿y ahora?

Primero que nada te felicitamos, ahora firmemente presiona hasta encontrar un ritmo que te brinde más placer. Muchas chicas aseguran que el movimiento circular es el más placentero pero puedes experimentar con tu punto G como lo hiciste con tu clítoris. Lo que sí podemos recomendarte es presionar más presión porque si no no llegarás al orgasmo.

¿Cómo se siente?

Unas chicas dicen que todo su cuerpo se calienta, otras que es el mejor orgasmo de su vida. Se ha reportado que el clímax del punto G es más intenso y emocional que el del clítoris. Claro que si no llegas al orgasmo también está bien. Después de todo, primero tienes que conocer tu cuerpo.

Por Andrea Bouchot

Foto: Pinterest

 

Publicidad

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *