Cómo ser la anfitriona perfecta

cómo ser la anfitriona perfecta

¡Haz que tus invitados se sientan cómodos y pasen un rato inolvidable! al ser la anfitriona perfecta

Ver más: Objetos que se vencen y quizás no sabías

Cada mes tiene fechas que se celebran en todo el mundo, como el próximo día del Amor y la Amistad; y en otros se suceden cumpleaños familiares, baby showers y esas improvisadas reuniones de amigos los fines de semana. En varias de estas te tocará ser la anfitriona; por eso hoy te damos esas reglas no escritas que te facilitarán la tarea de entretener sin perderte la diversión.

LIMPIEZA PROFUNDA

Mejor empezar con lo más aburrido y lo quita más tiempo: la limpieza. Quita el polvo de las mesas, re-organiza el mobiliario, aspira las alfombras y no descuides ni la cocina ni los baños. También, si la fiesta va a ser en el jardín o terraza, procura cortar la grama y arreglar todas las plantas de forma que se vean exuberantes.

DECORACIÓN

Ésta dependerá de la temática; pero como anfitriona no temas darle rienda suelta a tu creatividad. Puedes adornar la pared de fondo con guirnaldas florales, vestir la mesa con un estilo clásico u optar por el vistoso ombré, globos y confeti o decenas de velas si quieres un ambiente más romántico. ¿Un acento que no puede faltar? Los ramos de flores, para darle alegría a cada espacio.

Publicidad

MENÚ GOURMET

Otra de las reglas para ser la perfecta anfitriona es ocuparte de la comida y bebidas. Procura que haya platos fríos, calientes y dulces. Para que nadie quede con hambre o se acabe el hielo a mitad de la fiesta, siempre calcula de más.

Si es una reunión familiar y todos van a contribuir, tómate unos minutos y dispón todos los platos en una mesa, al mejor estilo bufé.

DESPLIEGA TODA TU GRACIA

No solo al recibir a los invitados, sino en situaciones embarazosas de las que solo queda un silencio incómodo. Nos referimos a los chistes malos, las “discusiones” deportivas o anécdotas que pueden apenar a más de uno… No temas intervenir y recordarles amablemente a todos que están ahí para pasar un buen rato.

JUEGOS Y RECESOS

Otra de las labores reservadas a la anfitriona es la de planificar qué se hará durante el evento. Esto es válido especialmente en despedidas de solteras, fiestas de niños, aniversarios y, por supuesto, si es una fiesta con todos los colegas de la oficina.

CÁMARA EN MANO

La era moderna ha sumado algunas tareas al rol de anfitriona, entre estas el estar pendiente de capturar fotos para el recuerdo, ¡selfies incluidos!

Publicidad

Por María Gabriela Cartaya

Imagen: Archivo Eme

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *