La ciencia dice que sí podemos vivir sin sexo

La ciencia dice que sí podemos vivir sin sexo
Publicidad

Entre el 1% y el 5% de la población son los únicos que no sienten la necesidad de sostener relaciones sexuales, esto según un estudio británico.  Hoy la ciencia dice que sí podemos vivir sin sexo

Sheldon Cooper GIF - Find & Share on GIPHY

Personajes como Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle, o Sheldon Cooper, de la televisiva serie The Big Bang Theory, para quien el sexo es un mero trámite social, podrían ser ejemplos de personas asexuales en la cultura. Después de la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad, algunos expertos apuntan a esta condición como la cuarta orientación sexual.

La ciencia dice que sí podemos vivir sin sexo

What GIF - Find & Share on GIPHY

Los asexuales son las personas que no tienen sexo por decisión y a pesar de lo que se piensa no procesan el celibato y suelen ser personas muy románticas. Las personas que no tienen sexo pueden tener una patología de no sentir deseo sexual o incluso no saben de qué se trata. Esto lo asegura un estudio elaborado por Review of General Psychology.

Para llegar a esta conclusión, se entrevistó a más de 18 mil personas. De esa forma, se encontró que el 1% de los participantes nunca había tenido una atracción sexual con otra persona, según el informe publicado en “The Journal of Sex Research”.

Publicidad

Hay personas que nunca han tenido una experiencia sexual, porque sencillamente no sienten la necesidad de hacerlo.

Thumbs Up GIF - Find & Share on GIPHY

Igualmente hay asexuales que si han tenido impulsos sexuales y pueden llegar a sentir placer en ese momento. La diferencia es que no se atreven a incluir a otra persona en el momento de intimidad.

Algunas veces deciden tener parejas sexuales, pero esto depende de cómo quieran vivir su sexualidad y que vida quieran tener al respecto.

Cada persona es libre de vivir su sexualidad como lo desee e iniciar su vida sexual cuando y como quiera.

Por Carina Angulo

Imagen: archivo Eme

Más de Carina Angulo

Deja un comentario