¿Sabes cada cuánto hay que cambiar la toalla del baño?

¿Sabes cada cuánto hay que cambiar la toalla del baño?

Es muy agradable salir de la ducha y secarse el cuerpo con una toalla suave que huela muy bien, pero aparte de eso existen algunas razones por las que tienes que cambiar la toalla del baño más seguido de lo que piensas. ¿Sabes cada cuánto hay que cambiar la toalla del baño? Sigue leyendo y sabrás la razón

Ver más: Datos de higiene íntima que quizás no conocías

Hay una razón mucho más fuerte que el placentero aroma y que todas conocemos muy bien que son los gérmenes.

Los científicos señalan que las toallas o toallones que usamos a diario para secarnos la cara y el cuerpo son caldo de cultivo de toda clase de bacterias y hongos y acumulan células de piel muerta y secreciones salivales, anales y urinarias, así como ácaros y otros agentes patógenos.

Esto sucede porque son el sitio perfecto para estos microorganismos, pues gracias a la humedad que acumula, además de la temperatura cálida y el PH.

Publicidad

Igualmente nuestro cuerpo es receptor de estas bacterias entonces al secarte con la toalla del baño es evidente que por muy limpia que esté, los gérmenes van a alojarse en ella. Peor aún si compartes la toalla, porque los microorganismos de tu cuerpo es probable que no te hagan daño, pero los de otra persona sí.

¿Sabes cada cuánto hay que cambiar la toalla del baño?

Ya sabemos que las toallas y sábanas son vehículos ideales para las bacterias, pero existe un tiempo de uso prudente para evitarlas.

Muchas mujeres asumen que cambian las toallas una vez por semana, pero hay otras que lo hacen dos veces al mes o menos. Lo cierto es que recientemente los expertos aseguran que cada semana es demasiado tiempo.

Resulta que aconsejan que si logras secar por completo una toalla lo ideal es cambiarla y lavarla cada tres usos.  Así como lo oyes tres usos y a la lavadora. Algunos otros son más radicales y dicen que debes cambiarla después de cada uso.

Consejos para mantener las toallas limpias

Publicidad
  • Nunca compartas la toalla, en especial si es la de las manos
  • Al lavarla la temperatura del agua debe ser de 60° o mayor, de no ser así los limpiadores que incluyen la acción del oxigeno, son ideales para lograr una limpieza profunda
  • Al agregar vinagre blanco al lavado las harás más higiénicas
  • Si la toalla huele a humedad no es buena señal y debes cambiarla de inmediato

Por Carina Angulo

Imagen: archivo Eme

Más de Carina Angulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *