Arroz chino casero en un tris

Arroz chino casero en un tris

El arroz chino casero es una opción un poco más saludable al arroz comercial, sin sacrificar el gran sabor del platillo. El arroz chino, también conocido como arroz frito, es uno de los platos más populares de la gastronomía china. Se suele servir como acompañante de carnes, pollos, cerdo ó como plato único principal.

Ver más: Trucos de cocina para hacer el perfecto arroz blanco

Este plato es producto de una fusión de la comida chino-estadounidense originario en San Francisco.

Secretos del arroz chino casero

  • El arroz debe ser del día anterior y estar refrigerado para garantizar que el grano no esté tan esponjoso, como cuando está recién hecho.
  • La grasa uno de los secretos de los restaurantes chinos es que fríen el arroz en manteca de cerdo, pero si no quieres utilizarla el aceite también funciona.
  • Puedes poner las proteínas que quieras. Una combinación muy buena es la de pollo y camarones.
  • En cuanto a los vegetales la recomendación es agregar zanahoria, apio, guisantes, brotes de soja, cebolleta y un toque de jengibre fresco.
  • El huevo es opcional, pero si decides agregarlo lo mejor es hacer una tortilla y luego picarla en trozos pequeños.

Eating GIF - Find & Share on GIPHY

Ingredientes:

  • 4 tazas de arroz cocido
  • 1 pechuga de pollo picada en cubos
  • 1 taza de gambas frescas sin piel
  • 1 steak de carne de res o cerdo picado en cubos
  • 2 huevos
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 tallo de apio
  • 2 o 3 cebolletas
  • Un puño de guisantes
  • 1 taza de brotes de soja
  • 1 trozo de jengibre de unos 3 centímetros de largo
  • 3 cucharadas de manteca de cerdo ó aceite vegetal
  • Sal ó salsa de soja salada
  • 2 cucharadas de salsa de soja oscura

Preparación del arroz chino casero

1.- Prepara arroz blanco. Recuerda refrigerarlo.

Publicidad

2.- Calienta un wok o sartén profunda, agrégale 1 cucharada de aceite y cocina las carnes, una por una (cerdo, res, pollo, camarones). Resérvalas aparte.

3.- En el mismo wok agrega un poco más de grasa y saltea los vegetales en este orden: primero el jengibre, la zanahoria, el apio, los guisantes, los brotes de soja y cualquier otro que incluyas excepto el cebollino. Ponle una pizca de sal ó una cucharada de salsa de soja salada.

4.- Agrega las carnes que tienes reservadas y revuelve un par de minutos.

5.- Agrega los huevos previamente cocinados en otra sartén.

6.- Incorpora el arroz blanco y mezcla bien.

Publicidad

7.- Si lo deseas, ponle un par de cucharadas de salsa de soja oscura para darle color al plato. Si no, ignora este paso.

8.- Agrega la cebolleta fresca y retira del fuego.

Por Carina Angulo

Imagen: cryptblizz.com

Más de Carina Angulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *