Tu pensamiento te puede hacer engordar

Tu pensamiento te puede hacer engordar

La frase “estoy gorda,” es más dañina de lo que imaginas, pues tu pensamiento te puede hacer engordar, así que déjalo ir

Ver más: Baja de peso sin hacer dieta ¡Verás los resultados!

“No soy suficiente”, “Estoy haciendo algo mal. YO estoy mal… hay algo mal en mi vida”, “Nunca seré tan___ como ella”, “Nadie me desea”, “Necesito cambiar” Estas críticas nos pegan duro porque alimentan nuestra inseguridad y, si no sabemos cómo sobrellevarlas, nos harán sentir tan mal con nosotras mismas, que buscaremos comida para distraernos y olvidarnos del dolor. Después nos sentiremos mal de haberlo hecho… y el ciclo vicioso comienza.

Tu pensamiento te puede hacer engordar

Separa al tú real con tu criticón personal

Aunque nunca podrás deshacerte de esos pensamientos por completo, te aseguramos que existen formas de lidiar con ellos y así dejar de comer de más.

Mucha de las personas no se dan cuenta que TÚ no eres tus pensamientos. Las raíces de estos están en tus experiencias pasadas y percepciones, pero eso no quiere decir que esas ideas sean reales o verdaderas.

Publicidad

Primero que nada debes categorizar tus pensamiento; o son de tu propio ‘yo’ o de tu ‘crítico interno’ (en otras palabras: tu ego). Tu propio ‘yo’ suena amoroso, feliz y sabe que lo que necesitas, ya lo tienes. Por el contrario, el crítico interno ataca, juzga y siempre está en búsqueda de las cosas que lo harían más feliz.

Cuando aceptas las cosas que tu ego intenta decirte, vivirás una vida llena de miedos. En cambio, si le eres fiel a tu propio ‘yo’, te sentirás merecedora de lo que tienes y subirás tu autoestima y confianza en ti misma. Por esto mismo es muy importante que identifiques la raíz de tus pensamientos: es tu ego el que habla, ¿o ti misma?

Eating GIF - Find & Share on GIPHY

Concéntrate en ti

Una vez que te hayas dado cuenta de tu trabajo criticón, puedes hacer varias cosas para apegarte a tus verdaderos ideales y pensamientos: empieza por ver las cosas que te están estresando con una perspectiva diferente. Por ejemplo, podrías pensar que necesitas bajar de peso, pero, ¿sólo por eso no eres deseable ni atractiva?

Si has notado que estos pensamientos negativos son frecuentes, medita y piensa en el verdadero problema. En primera lugar, ¿es acaso parte de un trauma pasado? Esto te ayudará a conectarte contigo misma y seguir tu intuición para así reorganizar tus pensamientos. También puedes escribir un diario sobre tus pensamientos para así ver las cosas bajo otra perspectiva.

Publicidad

Al reconocer que estos pensamientos no son reales, podrás manejar a tu crítico interior sin la necesidad de comer de más. Este hábito: de analizar mejor las cosas, no solamente te ayudará a bajar de peso, sino que también a mejorar tu vida y autoestima.

Por Silvia Sánchez

Si te gustó esta nota visita Eme de Mujer Guatemala

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *