Pros y contras de ser vulnerable

Las mujeres tenemos diversas facetas, unas que mostramos abiertamente sin reparos y otras que buscamos mantener “en secreto”

Ver más: Descubre si aún debes esperar para tener sexo por primera vez

La verdad es que no siempre se trata de pena; en muchos casos es porque no queremos dar a conocer nuestro lado más vulnerable, ya que esto conlleva un gran riesgo: que nuestros sentimientos sean heridos con facilidad. Ahora bien, este estado tiene sus puntos positivos y negativos, y te los contamos a continuación.

EL LADO BUENO DE SER VULNERABLE

Al relacionarte con las demás personas no imitas a nadie ni tampoco esperas ganar nada; es decir, eres auténtica. Dices lo que piensas o sientes, pero de una manera más sutil, ya que te guías por el respeto.
Si bien preexiste la idea de que una mujer vulnerable no sale de su casa por temor a lo desconocido, casi siempre pasa lo contrario. Estás dispuesta a superar las barreras que encuentres para alcanzar tus sueños, con todas las aventuras, desengaños, alegrías y tristezas que traigan.
Experimentas conexiones más profundas y sinceras con los demás, ya sea en el plano amoroso, con amigos o simples extraños. Eres franca, con inclinaciones artísticas que sorprenden y siempre estás abierta al amor, algo que te asegura recompensas invaluables.

Publicidad
 LOS CONTRA

Para nada te son extraños los juicios de la valor, frases mordaces y rechazos. Aunque estos gestos y maneras pueden ser leves, muchas veces dejan huellas profundas en la memoria.
Conoces exactamente qué se siente, los colores y formas de un corazón roto porque lo has padecido, quizás más de una vez…
El ser vulnerable no es una característica exclusiva de las escritoras de la era romántica, y por eso tus buenos sentimientos se pueden ir agriando, hasta convertirse en rencor.
Está en ti emplear esta cualidad a tu favor, o ser una más del grupo estereotipado. ¿Cuál es tu decisión?

Por María Gabriela Cartaya P.

Imagen: Archivo Eme

Publicidad

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *